Si te quieres iniciar en la práctica de ejercicios de suelo pélvico o no estas segura si lo estas haciendo bien, os dejamos algunos trucos para lograrlo.

Es importante localizar bien nuestro suelo pélvico para realizar nuestro entrenamiento de forma correcta y eficaz.

1.  Localiza tu suelo pélvico con anatomía y visualizando tu espacio en nuestro cuerpo.

2. Cierra los orificios. Como evitando que se escape la orina o un gas. Recuerda que esto nunca lo tenemos que hacer mientras orinamos.  

3. Palpa y Mira. Pon dos dedos en el espacio que hay entre la vagina el ano: el periné. Notarás como al realizar una contracción de suelo pélvico esta zona se tensa y se eleva. Coge también un espejo y mira tu vulva, al hacer una contracción verás como se mueve, se cierra y se eleva

4. Introduce en la vagina el dedo índice, un dildo o vibrador. Al sentir algo dentro, puede ser más fácil tener la sensación de “abrazar” o “retener” el dildo.

5. Utiliza la Electro-estimulación. La electroestimulación es un dispositivo electrónico que estimula los nervios y por lo tanto los músculos, provocando una contracción de la musculatura del suelo pélvico. Nos provoca una contracción y eso nos facilita ver como es contraer el suelo pélvico (utilizar bajo preinscripción de un profesional).

6. Utiliza un biofeedback. Es un dispositivo electrónico donde veremos de forma gráfica nuestra contracción. Nos ayuda a localizar, entrenar y hacer una medición de nuestro entrenamiento. Ganamos control y medimos el entrenamiento. Puedes encontrar Biofeedbacks en nuestra Shop.

Si con estos trucos no sientes la contracción de suelo pélvico, te aconsejo que lo intentes durante 10 días. Si pasados estos días sigues sin notar el movimiento de la musculatura del suelo pélvico o tienes dudas de si lo haces correctamente, te aconsejo acudir a tu fisioterapeuta especialista de suelo pélvico. En consulta utilizaremos más métodos para ayudarte a localizar bien esa musculatura.

Olivia Rubio, Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico.

Compartir ahora: