¿Has escuchado alguna vez alguna de estas frases?

– En el embarazo es peligroso para el bebé tener relaciones.
– En el embarazo normalmente la mujer tiene más libido.
– En el embarazo a casi todas las mujeres no les apetece tener relaciones.
– El sexo puede crear infecciones en el útero.
– No se puede tener relaciones al final del embarazo.
– Las relaciones favorecen el proceso del parto y debo tenerlas, aunque no me apetezca.

Se dicen muchas cosas alrededor del Sexo y el Embarazo… Todavía hay mucho miedo de dañar a nuestro hijo durante las relaciones con penetración o preocuparse por desencadenar un parto prematuro.

Realidades sobre Sexo y embarazo:

Tenemos que dejar claro primero que cada mujer es diferente, cada embarazo es diferente y lo que sintamos en cada momento del embarazo puede ser también diferente. Salvo contraindicación médica específica el sexo en el embarazo tiene múltiples beneficios:

Orgasmos más intensos: El aumento de volumen sanguíneo hace que los genitales y la zona pélvica estén más irrigados, aumentando la sensibilidad y la intensidad de los orgasmos. Muchas mujeres dicen tener los mejores y más intensos orgasmos de su vida durante el embarazo. También el aumento del flujo vaginal puede mejorar la sensibilidad.

Tu bebé está a salvo: la actividad sexual no afecta a tu bebé, el feto se encuentra protegido por el líquido amniótico y la musculatura uterina. El sexo no causa abortos espontáneos.

Beneficios para tu bebé: durante las relaciones (acompañadas o con nosotras mismas) generamos muchas endorfinas, generando placer y bienestar al bebé dentro del útero.

La mejor manera de fortalecer y mantener un suelo pélvico sano: con las relaciones y durante el orgasmo se producen contracciones de la musculatura del suelo pélvico, vagina y útero. Haciendo que llegue más sangre a la zona, mejorando la calidad de los tejidos.

Vínculo con la pareja o con nosotras mismas: el vínculo y el placer que se genera con el placer siempre nos hace estar de mejor humor y liberar tensiones

Sueños eróticos: hormonalmente estamos “más activas” y podemos tener más deseo.

 

¿El deseo sexual aumenta o disminuye en el embarazo?

No podemos generalizar. Podemos tener más o menos deseo, o que este deseo vaya cambiando a lo largo del embarazo. Pueden influir factores hormonales, físicos o emocionales. Si nos encontramos con nauseas, o mareadas es probable que el deseo se vea afectado. O al final del embarazo si tenemos dolor lumbar o de ciática nos puede dificultar las relaciones. Cada embarazo es único, igual que cada mujer. Lo importante es respetarte a ti misma y hacer lo que te pida el cuerpo. Recuerda que no hay que tener relaciones por obligación o porque “ya toca”.
Disfruta de tu embarazo con o sin deseo.

¿Las relaciones favorecen el proceso de parto?

Durante las relaciones se segrega oxitocina (hormona responsable de las contracciones uterinas durante el embarazo) y el semen contiene prostaglandinas (favorecen el ablandamiento del cuello uterino. Sin embargo, los estudios más recientes no han podido determinar que estos factores por si solos desencadenen el proceso de parto.

Siéntete libre y poderosa para tener sexo en el embarazo. Eres igual de atractiva y con todo el poder de estar creando vida. Vive tu sexualidad plena.

 

Olivia Rubio – Fisioterapeuta especialista suelo pélvico y obstetricia. 

 

 

Compartir ahora: