La diástasis abdominal ha sido durante mucho tiempo un problema desconocido y sin tratamiento para muchas mujeres. A fecha de hoy todavía no se considera un problema médico en España, por lo que la seguridad social no asume las cirugías de reconstrucción de diástasis. Esto es un error y esperamos que cambie pronto, la diástasis abdominal no es solo un problema estético, es un problema ante todo funcional.

Si quieres saber qué es la Diástasis Abdominal tienes toda la información en esta entrada de nuestro blog.

 

Síntomas que pueden tener las mujeres con Diástasis Abdominal:

  • Dolor lumbar o pélvico
  • Digestiones pesadas o hinchazón abdominal
  • Aumento de gases
  • Patologías de suelo pélvico como incontinencias urinarias o prolapsos
  • Dificultad para fortalecer o recuperar la musculatura abdominal
  • Problemas de imagen corporal
  • Aumento del diámetro de la cintura

 

La aparición de la Diástasis abdominal puede depender de los siguientes factores:

  • Edad: con la edad perdemos calidad del tejido conjuntivo (colágeno).
  • Multiparidad: el número de partos puede afectar al estado de nuestra musculatura o tensión de los tejidos.
  • Duración del tiempo de la fase de expulsivo en el parto: si estamos empujando mucho tiempo en posturas no favorecedoras.
  • Falta de tono abdominal en el embarazo: la musculatura abdominal debe sujetar el aumento de peso y volumen de nuestro cuerpo. Si esta musculatura no es capaz de “sujetar” este peso y volumen puede verse sobrepasada.
  • Exceso de tono abdominal en el embarazo: si tenemos poca elasticidad de los tejidos con un abdomen muy tenso o poco elástico, le va a resultar más difícil adaptarse a este cambio de volumen.
  • Calidad del tejido conjuntivo: nuestra calidad tisular general en todo el cuerpo. Esto va a depender de nuestra carga genética y de los buenos hábitos de vida que mejoren y den calidad a los tejidos (sueño, actividad física, alimentación y gestión del estrés).

 

Factores que pueden ayudarnos a prevenir la Diástasis abdominal:

  • Tener un normotono abdominal en el embarazo, es decir con un buen tono. No debemos tener un exceso o una falta de tono. Debemos hacer ejercicio específico del abdomen con un buen control motor.
  • Cuidar nuestro estilo de vida en el embarazo y post parto. Si cuidamos nuestra alimentación tendremos mejor calidad de tejidos.
  • Recuperar nuestro conjunto abdominal y pélvico entre embarazos. Procura siempre hacer una buena recuperación después de los partos y embarazos. Si sumamos una debilidad a una debilidad ya existente de otros embarazos es muy probable que aparezcan patologías como la diástasis abdominal, prolapsos, incontinencias, etc.
  • Entrena siempre en el embarazo de la mano de profesionales de la salud con conocimientos en obstetricia y suelo pélvico. Con esto evitaremos gestos o prácticas deportivas que puedan dañarnos. A la vez que fortaleceremos de forma correcta nuestro abdomen y suelo pélvico.

 

Tratamiento de la diástasis de rectos:

  • En consulta debemos hacer un estudio ecográfico para ver la calidad del tejido y la separación entre los rectos del abdomen.
  • Reactivaremos nuestra faja abdominal, “conectándola” al resto del cuerpo y recuperando su funcionalidad.
  • Planteamos un plan de ejercicios para activar y recuperar la faja abdominal después de los partos y embarazos.
  • En consulta podemos usar herramientas como radiofrecuencia (mejora la calidad del tejido conjuntivo), electroestimulación (activa las fibras musculares), y otras técnicas adaptadas a cada mujer.

 

Olivia Rubio y África Pol – Fisioterapeutas especialistas en suelo pélvico, movimiento y salud femenina.

 

En casa podéis hacer nuestro plan de post parto, donde te enseñamos ejercicios para recuperar el abdomen sin lesionarte. Conseguirás mejorar tu abdomen y prevenir patologías futuras asociadas a la falta de recuperación tras los partos.

Compartir ahora: