¿Porqué nace el BLW?

Los estilos de crianza han ido evolucionando con el paso del tiempo.

La crianza positiva y con apego se ha ido abriendo paso en la actualidad. ¿Pero qué pasa con los métodos para introducir los alimentos a partir de los 6 meses de la alimentación exclusiva de leche (lactancia, fórmula o mixta)?

En esto también ha habido muchos cambios los últimos años.

Estamos hablando de la alimentación complementaria que puede ser iniciada a partir de los 6 meses o cuando el bebé esté preparado para ello.

Por este motivo, desde Tengo Nombre de Mujer queremos hablarte del Baby Led Weaning. Una manera diferente de introducir alimentos nuevos en la alimentación de tu bebé.

 

¿En qué consiste el Baby Led Weaning?

No hace mucho tiempo “la cuchara voladora” era la encargada de iniciar la alimentación complementaria en los bebés. A partir de los 6 meses de edad, esta herramienta asumía todo el protagonismo para acercar los alimentos nuevos al bebé. Unas veces demasiado rápido y otras dejando al pequeño esperando con la boca abierta.

Pero, ¿porqué no confiar en el bebé para que sea él quien nos guíe en el proceso? Esta es la filosofía
que defiende el Baby Led Weaning.
Este método de introducción a la alimentación complementaria a demanda consiste en permitir que el bebé coma de manera autónoma, con sus propias manos y sea él quien marque los ritmos. Los especialistas consideran el Baby Led Weaning es un sistema de alimentación mucho más respetuoso con los tiempos del bebé.
La clave de esta técnica es que el pequeño empezará a introducir alimentos sólidos de manera complementaria, pero adaptados a un tamaño y forma para que pueda agarrarlos con sus manos y como alternativa a los alimentos triturados. Para poner en marcha este método los especialistas recomiendan:

• Que el niño haya adquirido la sedestación o la capacidad de mantener una posición erguida.

• Que el bebé sea capaz de coordinar las manos para poder coger objetos y tenga interés en la comida.

• Que el lactante haya desarrollado sus capacidades motoras no solo para manipular los trozos de comida, sino también para realizar movimientos masticatorios y movilizar lateralmente la lengua, a fin de poder mover la comida por la boca para poder tragarla sin riesgo. Sin tener muy activo el reflejo de extrusión (reflejo que tiene los bebés para la expulsión de alimentos no líquidos con la lengua, como medida protectora).

Beneficios del Baby Led Weaning:

Hoy día, cada vez son más las familias que optan por este sistema de introducción a la alimentación complementaria. El motivo no es otro que sus múltiples beneficios. A continuación, te mostramos los más importantes:

1. Los bebés que experimentan con la comida desarrollan menos aversión a las texturas.
2. Un bebé que se alimenta de manera independiente y por sí mismo aprenderá a autorregular su apetito.
3. El Baby Led Weaning mejora la coordinación vista – manos, la masticación y, en definitiva, sus capacidades motoras.
4. Al no existir obligación de comer o de terminar el plato, los niños sienten mucha más curiosidad por la comida, animándose a probar alimentos nuevos. Es decir, el momento comida no se convierte en una situación desagradable o dramática. ¡Se acabaron los berrinches!
5. El Baby Led Weaning anima a comer juntos en la mesa. Esto permite al bebé aprender a comer observando a su familia.
6. Este método de introducción a la alimentación complementaria fomenta el consumo de alimentos mucho más saludables, por lo que enseña al pequeño hábitos alimentarios más sanos.
7. ¡Ahorrarás tiempo! Al no tener que triturar los alimentos para hacer purés o papillas dispondrás de más tiempo libre para hacer otras cosas.

Es normal que al principio los padres se sientan inseguros. Para ganar confianza empieza a ofrecer al bebé alimentos no muy grandes. Pide a tu pediatra una lista con los alimentos con mayor riesgo de atragantamiento (alimentos duros como a manzana, frutos secos, etc). Con un poco de paciencia verás como tu hijo se vuelve totalmente autónomo a la hora de la comida. Recuerda que hasta aproximadamente el primer año el principal alimento de tu bebé sigue siendo la leche, la alimentación es solo un complemento.

 

África Pol y Olivia Rubio – Fisioterapeutas especializadas.

 

Si quieres empezar el BLW de la mano de un profesional sanitario especializado, con todas las claves para llevar a cabo el método con total seguridad, puedes hacerlo a través de nuestro curso online:

 

 

Compartir ahora: