Vamos a hablar de alimentación en el post parto, mejor que dieta en el post parto. La palabra “dieta” está muchas veces relacionada con restricciones o ansiedad. La Alimentación es simplemente los cuidados o las consideraciones que debemos tener en cuenta o que nos pueden ayudar en la etapa después del parto.

 

El embarazo implica infinidad de cambios, y tras el parto el cuerpo se necesita mucha energía y gran aporte de nutrientes necesarios para volver a su estado. El cuerpo necesita una buena alimentación para recuperar y regenerar tejidos. Así como la importancia de nuestra alimentación para la fabricación de leche materna. La alimentación es importante para no alterar aún más mas fluctuaciones hormonales tan características de esta etapa del post parto.

 

Algunas mujeres necesitan la ayuda de un/a nutricionista después del parto para ayudarlas a recuperar su peso o su estado energético normal. No dudes en pedir ayuda a los profesionales especializados.

 

7 Tips imprescindibles para cuidar tu alimentación en el Post Parto:

 

  1. Hidrátate: Es importantísimo para la calidad de nuestros tejidos. El cuerpo humano está compuesto en un 60 por ciento de agua, para ayudar a regenerar nuestros tejidos necesitamos este líquido tan importante. Por otra parte, el ingrediente principal de la leche materna es también el agua. Y necesitamos fabricarla 24horas al día. Es normal que durante esta etapa sintamos más sed de la habitual. El dolor de cabeza o el estreñimiento pueden ser síntomas de la falta de hidratación.
  2. Proteínas a diario: para ayudarnos a regenerar el colágeno presente en todos nuestros tejidos conjuntivos.
  3. Alimentos ricos en Omega-3 y vitamina E: como el pescado azul, frutos secos y semillas (lino, chia, …). El Omega-3 (EPAy DHA) es muy importante en esta etapa, por el requerimiento en la lactancia y para reducir la inflamación de nuestro cuerpo. Si no se toma como mínimo 3 veces a la semana pescado, se puede suplementar con Omega-3 de calidad.
  4. Vitamina D: muchos profesionales recomiendan la suplementación ya que se ha visto que muchas veces no llegamos a exponernos lo suficiente al sol o no tomamos los alimentos ricos en vit D Los pescados grasos (el salmón, el atún y la caballa y los aceites de hígado de pescado), el hígado de ganado vacuno, la yema de huevo y el queso o los hongos contienen vitamina D.
  5. Calcio y Magnesio: para asegurar una buena lactancia materna. Aumenta el consumo de lácteos, verduras de hoja verde, almendras, nueces, sésamo, avena, legumbres, sardinas/boquerones o el brócoli.
  6. Fibra Saludable: para prevenir el estreñimiento. La mayor fuente de fibra está en las verduras, el consumo de semillas de chía o lino puede ayudarnos también. Recuerda también hidratarte bien.
  7. Evitar dietas restrictivas: no es el momento de limitar nuestra ingesta. Podemos cuidar nuestra alimentación, comiendo alimentos saludables y nutritivos. Pero no debemos limitar el aporte calórico. Es una etapa donde necesitamos energía, regeneración de tejidos, aporte para la lactancia y poder llevar el cansancio del post parto.

 

Estas recomendaciones son evidentemente generales, lo ideal es siempre ir acompañadas de un profesional de la salud si lo necesitamos.

El post parto es una etapa delicada, tenemos que alimentarnos bien para estar lo mejor posible para nosotras y nuestro bebé. Prioriza alimentaos saludables y nutritivos y evita los azucares o los productos refinados que sólo nos dan ese placer momentáneo. No es el momento de hacer dietas o restricciones de calorías o alimentos.

 

África Pol – Fisioterapeuta especialista salud femenina.

 

Conoce nuestro curso “Recuperación Post Parto” guiado por fisioterapeutas especializadas. Un curso completo donde te daremos todas las herramientas y te acompañaremos para recuperar tu abdomen y tu suelo pélvico en el post parto.